Se ha producido un error en este gadget.

20 oct. 2014

3, 2, 1...Acción!

Hacía mucho tiempo que estaba esperando organizar a una pareja cinéfila su boda... Creo que es un tema que da tanto juego y une a tanta gente con la misma pasión que es difícil disgustar con esta temática. Por fin, Laura y Víctor vinieron a mi despacho con esa afición...por lo que mis ganas se demostraron en todo lo que me pedían.
Como siempre, empezamos por el momento en el que su gente (su público) conocen la gran notícia.. 
Tengo antes que pedir disculpas por no haber avisado antes a mis antiguos novios Dora y Jusa de que esta invi le recordará por el  papel transparente y fotolito a la suya... esa vez su tema fue fotográfico...pero tuve que repetir una maquetación similar puesto que el cine tiene como característico  el fotolito... espero que me entiendan y no se me enfaden en usar las transparencias!

A la mayoría de sus invitados les sorprendieron con una caja de palomitas en toda regla, y para personalizar aun más no sólo en la temática cinéfila sino en sus vidas... las secuencias de la película era su viaje a Japón que tanto les marcó..por eso la tipografía oriental.

  


Por comodidad de envío algunos invitados recibieron su invitación impresa en papel, pero tuvieron el gran detalle de que el día de su boda  los que no la recibieron en 3D lo harían el mismo día en la mesa.


Un día espectacular les acompañó y en los jardines les coloqué direccionales tematizados. En el primer árbol unos bols de palomitas gigantes , esta vez llenos de arroz, con palas para que sus invitados  cogieran un puñado y les desearan toda la felicidad.





Laura, me pidió unos carteles de tradición americana anunciando la entrada de la novia en la ceremonia, así que sus pequeños damos de honor agarraron las plaquetas de...
Porfavor levantaos! que ya llega la novia!



Sin duda alguna lo que más me trabajé fue el seating. Les 
imprimí el respaldo con sus nombres en una silla puramente de cine... (creo que tener un recuerdo así en su casa de por vida es maravilloso)
Encargamos 15 envases de plástico y los rellené de cientos de palomitas. Todo ello sobre una mítica alfombra roja!
En cartón les diseñé carteles como plaquetas y los listados de comensales...Los novios se preocuparon también de conseguir elementos de cine así como películas reales, figurillas, etc... Y como detalle lumínico una guirnalda muy teatral que parpadeaba al apagarse el sol..(aún no he conseguido fotos del corner en la noche pero creo que debería ser más glamouroso aún)

Todo listo para disfrutar de una "Love Story" ! 








 



En las mesas el menú también iba de cine... y utilizando la famosa "Hollywood Star" se escribieron los nombres de los invitados. 
El detalle para todos los presentes como recuerdo del día, creo que fue acertadísimo. Les diseñé unos imanes en dorado con los nombres de los protagonistas.



 

El cartel identificativo de mesa también de cine



  Hubo un detalle muy divertido y es que... para tener un recuerdo con sus amigos que se iban a casar próximamente les diseñé dos estrellas del paseo de la fama con sus nombres...una en lámina personalizada y la otra pareja lo recibió en chapas... con el texto de "Próximo estreno"







Y ya para poner la guinda y dejar buen sabor de boca
os muestro el candy buffet que una simpática Natália de Osdeflos y una servidora montamos o mejor dicho.. IMPROVISAMOS.
Unas preciosas chuches rosas se merecían una decoración al nivel, la lástima es que me cogió por sorpresa pero afortunadamente me sobraron cajitas e invitaciones.. y allí un mano a mano entre ella y yo... lo intentamos solucionar... 
Dulces, Cartel de firmas para un bonito libro y fotolitos por doquier para no olvidar que Laura y Víctor acaban de empezar un capítulo importante en su película.













Mientras mis "novios cinéfilos" en estos momentos  están facturando maletas para grabar el maravilloso episodio "Luna de Miel romántica" desde aquí les deseó que sean muy muy felices el resto de la película.
Gracias Laura y Víctor por darme la libertad en idear y la confianza por colaborar en uno de los días más importantes de vuestras vidas. Ha sido un placer aparecer en los créditos del making off de la boda.
Por una vez, finalizo compartir una boda con lo que 
ésta se merece un feliz...
The End

11 oct. 2014

¿A qué no tienes huevos?


Hoy os quiero enseñar un proyecto que, para mi, tiene más huevos que los que se ven. 
El día que Gaietà (dueño de una empresa proveedora de huevos) se presentó en mi despacho para renovar su etiqueta a su producto insertando una gallina lo vi claro.... Renovar o morir. El problema era convencer a mi cliente de que por más que dibujara una dulce granja con pollitos incluidos... no iba a convencer a nadie para comprar ese producto de primera necesidad. Además que mi afán profesional me decía que tenía que echarle huevos para hacer algo muy muy ingenioso y que mínimo impactará en un lineal de hueveras. 

Me tomé un mes para incubar el encargo, recorrí supermercados para observar la competencia y finalmente me atreví a diseñarlo. Base mi idea en que era un artículo que siempre aparecía de los primeros de la lista de la compra ...y esta lista en mi menté siempre empieza con un.. ¿Qué me falta? ¿Qué no tengo ? Un día no tenía huevos! Y al decirlo solté una sonrisa.. No tengo huevos ! Por eso el mensaje de la huevera, aunque genere,literalmente, una amenazante pregunta con tono desafiante... siempre puede leerse como que, desde la empresa vendedora de huevos, nos hacen un favor recordándonos comprar su producto imprescindible en las neveras.

 Convencí a Gaietà pero me faltaba el resto de socios... y tras mi discurso y el foto montaje en Photoshop de su producto la reunión con todos fue... un monólogo de diseñadora versus una tradición empresarial y un "miedo" lógico a un cambio de imagen radical. Recuerdo que solté un "quien no arriesga no gana" y les dejé su tiempo para masticar mi ida de olla (pero con un transfondo muy racional). Se fueron de mi despacho con un: ¡bueno, nos lo pensamos y te decimos algo! Y admito que al cerrar la puerta, se cerró mi sueño de crear algo de lo que iba a estar muy orgullosa si llegaba a nacer empresarialmente.

Pasaron dos largos meses hasta que una llamada telefónica me puso una sonrisa en la boca al escuchar un... Tenemos huevos a hacerlo! Adelante!
Con ayuda de una gran profesional para maquetar sin fallos el packaging, mi amiga Montse, preparamos el diseño, lo enviamos a imprenta y en una semana nacieron los huevos!

Mi cliente tiene una fuerte tradición familiar y ahora están en momento de relevo generacional por eso al aceptar este radical cambio en su paquete les convencí de renovar también su logo para qué fuera todo más en una línea actual. 
Necesitaban presentar su nueva imagen a sus distribuidores y se lo reforzé creándoles un elemento  de merchandising adecuado. Les propuse realizar unos imanes de su marca que reproducía a la perfección el nuevo agresivo pero divertido etiquetado. 

Sin duda este ha sido un proyecto del que personalmente me siento muy orgullosa por su resultado pero más por haber conseguido defender una idea . Sé que es fuertemente arriesgado desde el punto de vista de mi cliente y desde aquí les doy las gracias por esa confianza. 

Apoyándome en el refrán que abanderaba el estilo futurista de "renovar o morir" o en el que mi adorado Warhol también siempre decía : "que hablan mal o bien pero que hablen" he conseguido ver, en la frutería de abajo, salir del cascarón una idea que salió primero de mi cabeza... Una recompensa que gusta un huevo!





bienvenidos a mi despacho

Hoy os invito a un paseo fotográfico por el sitio de mi recreo. Afortunadamente ese sitio que me da tranquilidad y relax es el mismo en el que trabajo. También a menudo lo llamo mi cueva de ideas. 
En él estoy tan a gusto que me convierto en una ermitaña, y el mérito de ese bienestar  es que es el resultado de atesorar objetos, muebles... que ya llevan en mi maleta muchos años, por consiguiente este piso, taller, estudio es para mi un álbum de recuerdos. 

Mi afición por rebuscar tesoros en rastros me ha ayudado a decorar con piezas únicas.

El largo pasillo asustaba.. Solo iluminado en las esquinas hacia un oscuro trayecto así que con dos tensores de ikea, 50m de cable eléctrico y seis bombillas... Tacháánnnn!
             

                                          

Los que vivían antes que yo tenían un gato, llegué a esa conclusión porque todas las puertas estaban arañadas por abajo, las pinté en negro mate pero se seguían divisando surcos así que por internet compré muestras de papel de pared retro, unas cien muestras, la tienda online debió pensar que era una decoradora muy indecisa ... Nunca compré un rollo entero... Así qué hice un patchwork de papel que por lo menos da color con todas esas piezas.


Algún inquilino antes que yo optó por dejar en el olvido las originales y hermosas baldosas de los 70!! enterrándolas para la eternidad. Así que no me quedó más remedio que encolar sobre el pavimento que había unas losas de goma pirelli roja (¿de esas que ponían en el ascensor de topos ? ) para el pasillo y para el resto colocamos un parquet adhesivo vinilo descubierto en un hiperbrico una tarde tonta... de facilísima instalación, claro está porque tenía buen currante a mi lado, gracias Ruben! Pero oye! Da el pego!





Mi pequeña colección de bolsas de vinçon. Simples objetos de papel para muchos, fetiches para mi...


 Este es el taller donde no sabría decir la cantidad de cositas que hay ahí y es que ya me lo dice mi madre: ¡quien guarda, haya!


Mi terraza, el pulmón verde que me alivia de horas sentada frente al ordenador. En un viaje a Sevilla me hizo gracia una pintura stencil urbana que ponía prohibido fijar carteles, multa 500ptas! Casi lloro! Jajjajaha... Así que en el muro de mi balcón rotulé lo mismo!

                                       


                                               



El baño tenía unas baldosas horrendas, escaneé una antigua revista y amplíe todos los anuncios antiguos relacionados con cremas, higiene... Los imprimí en cartón con la suerte de que aunque sea el cuarto más húmedo de la casa como su uso no es el habitua, ese material resiste.

Las piezas sanitarias ocre son una maravilla...



The kitchen, una pequeña remodelación de la encimera, la adquisición de una vitro y un microondas...ah! Y mi pequeño electrodoméstico de vital supervivencia!! La cafetera!

Esta vez en la puerta coloqué  un cartón pluma impreso con una imagen de libros y tazas... escondiendo otro tópico setentero, ese cristal ahumado tan famoso pero que no estaba en buenas condiciones para recuperar.

El suelo tampoco mataba, pero gracias a Google, encontré una alfombra vinilica que reproduce la baldosa hidraulica tan bonita de nuestra tierra. 


El despacho.  Como buena fan de ikea las útiles estanterías lack.  Mi última adquisición, y es que a veces me estiro y me doy un buen capricho, las sillas icono del diseño de Charles Eames.

El piso estaba rebozado de ese fantástico e hispánico método decorativo de gotelé , así que emplafoné de madera algunas de las paredes principales y así pude empapelarlas.


Lámpara adquirida en esos rastros que me chiflan visitar, y la mesa ... robada a mis padres, regalo de su lista de bodas y con ese diseño escandinavo tan vintage.


Por último, otra estancia donde enseño mis diseños de boda sobretodo... Lo que viene siendo un show room en un idioma más fashion!



Espero que os haya gustado mi reportaje del estudio donde pasó tantas horas pero afortunadamente puedo decir que paso en él un maravilloso tiempo de creatividad. 

¡Gracias por su visita! O debería ser por su ciber visita?